Municipalidad de
Puerto Montt

Sede social de Población 22 de Mayo contará con nuevas instalaciones y baño para discapacitados

Obras son financiadas con subvención del Concejo Municipal de $19 millones de pesos y contemplan piso cerámico, mejoramiento de espacios, refacción de red eléctrica y servicios higiénicos para personas capacidades diferentes.

Piso cerámico, refacción de red eléctrica, nuevas habitaciones y baños con servicios higiénicos para personas discapacitadas, contempla el plan de refacción de las dependencias de la sede social de Población 22 de Mayo. Las obras de mejoramiento ascienden a $19 millones de pesos que fueron financiados a través de subvención otorgada por el Concejo Municipal.

En torno a la importancia de la reparación de la sede, el alcalde Gervoy Paredes indicó que se expresa como producto de los más de $5 mil millones de pesos que la Municipalidad, a través del cuerpo de concejales, ha entregado a diversas organizaciones y entidades de la comuna.

Simultáneamente, detalló que la casa de la sede social evidenciaba el paso de los años ya que, durante un largo lapso de tiempo, no había sido sometida a reparaciones. De la misma forma, recalcó que las subvenciones –como es el caso de Población 22 de Mayo– han sido correctamente empleadas por las organizaciones vecinales.

RECUPERACIÓN INFRAESTRUCTURA

“Hace muchos años que no se había hecho, según me indican los vecinos, una intervención en esta sede social. En consecuencia, este es otro ejemplo más de los que hemos señalado. Hemos recibido críticas por la subvenciones. No obstante, el 99,9% han sido muy bien utilizadas por los vecinos para los fines que se han solicitado. Estamos contentos. Seguramente en septiembre estaremos reinaugurando esta emblemática sede social”, dijo el alcalde Paredes.

La presidenta de la Junta de Vecinos Nº7 de Población 22 de Mayo Nelly Uribe precisó que los recursos de la subvención permitirán recuperar, para el quehacer comunitario, una infraestructura que tiene más de 50 años. Conjuntamente, agradeció el aporte del Concejo Municipal ya que, puntualizó, es el único modo viable de recuperar un espacio para la vida vecinal.

“Gracias a la subvención es que hemos podido llevar a efecto este trabajo. Esta junta de vecinos no tiene financiamiento ni fines de lucro. Por tanto, es muy complejo lograr una obra de esta naturaleza. Por lo demás, permitió construir un necesario muro de 16 metros de largo. Por eso estamos felices”, finalizó Uribe.

Las faenas se iniciaron a mediados de mayo y el término de las obras se espera para fines de septiembre. Los recursos fueron aprobados unánimemente por el Concejo Municipal en octubre de 2017.

Compartir